Académico Eduardo Salgado encabeza la creación de la Junta de Vigilancia del río Petorca


Dr. Eduardo Salgado y Gustavo Valdenegro, alcalde de Petorca

En 2009 la Municipalidad de Petorca realizó un llamado a licitación para la creación de la Junta de Vigilancia del río Petorca con financiamiento del Gobierno Regional, a través de un FNDR con una extensión de dos años.

Con este escenario, el académico PUCV Dr. Eduardo Salgado postuló con el proyecto “Programa de manejo de recursos hídricos en la cuenca del Río Petorca y sus afluentes”, ganando la licitación. “Empezamos a trabajar y al poco tiempo nos dimos cuenta que ya existía una Junta de Vigilancia que se había creado en el año 1958. De acuerdo a las regulaciones y normativas, si ya hay una Junta de Vigilancia no se puede crear otra, pero en realidad esta organización nunca fue operativa. Investigando, ninguno de los directores estaba vivo, por lo tanto, no podíamos avanzar”, explica.

–¿Qué gestiones hicieron para continuar con el proyecto?
–Consultamos con abogados y nos dijeron que estaba creado por un decreto del Presidente de la República, por lo que la única manera de derogar era con otro decreto del Presidente de la República. La situación se complicó. Afortunadamente, un profesor de la Escuela de Derecho, que ahora es Controlador General de la República -Jorge Bermúdez-, junto a su ayudante, estudiaron muy acuciosamente el tema y se dieron cuenta que había un problema en la creación de esa Junta de Vigilancia, por lo que la anularon y pudimos continuar.

–¿Cuánto tiempo tardó todo este proceso?
–Esto significó un tiempo muy largo y, por otro lado, todo el sistema para crear la Junta es bastante complejo. Hay que convocar a toda la gente involucrada, tienen que aceptar y firmar. Cuando llegó el término del proyecto no teníamos Junta de Vigilancia, entonces tomamos la decisión que íbamos a ayudarnos con los otros proyectos que teníamos, para así poder continuar y llegar hasta el final. Finalmente, el proyecto en vez de durar dos años, tardó diez. El miércoles 3 de abril nos recibió el alcalde de Petorca, Gustavo Valdenegro, y le llevamos los documentos de la sentencia judicial y la inscripción en el Conservador de Bienes Raíces que establece definitivamente la Junta de Vigilancia del río Petorca.

–¿Cuál es el principal trabajo que realiza una Junta de Vigilancia?
–La Junta de Vigilancia es una organización de usuarios que tienen a su cargo la administración de las aguas del río. Ese es el objetivo, generar esa organización. Petorca debe ser uno de los lugares con mayores problemas de agua de Chile, porque no tiene siquiera acceso de nieve por sus bajas montañas. Es muy urgente que se establezca una manera más racional de administración, pero no había una autoridad constituida para ello. Y entre los usuarios destacan principalmente los agricultores. Más o menos el 80% del agua se utiliza en la agricultura, en regadío. Por lo tanto, los regantes, los agricultores, son los principales usuarios. Pero también son usuarios las ciudades -porque tienen derechos para generar agua potable-, las industrias, la minería y las compañías sanitarias, entre otros.

–Finalmente, ¿cuáles serían los beneficios de conformar esta Junta de Vigilancia?
–La Junta debe formar un directorio, al que se llamará pronto a elecciones, y ese directorio debe estar empeñado en tomar el control del río, pero eso necesita una capacitación, necesita tiempo. Ojalá los electores puedan seleccionar bien a los dirigentes que vayan a integrar el directorio. Nosotros cumplimos con hacer la Junta y ojalá funcione. Y si funciona tendrán una mejor administración del agua, podrán tomar decisiones, hacer proyectos, obras de mejoramiento y podrán influir bastante.