Programa de Formación de Ayudantes PUCV: Testimonios de alumnos de pregrado y postgrado


La Vicerrectoría Académica PUCV, a través de su Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU), realizó a finales del mes de mayo en el Campus Quillota el curso “Formación de Ayudantes”, especialmente dirigido a estudiantes de Agronomía. En esta oportunidad, participaron un total de 33 ayudantes, quienes forman parte de programas de pregrado y postgrado. 

El curso tiene como objetivo desarrollar competencias de apoyo a la docencia en los ayudantes, de forma que puedan aportar al académico a cargo de la asignatura en sus labores docentes, mejorando así el aprendizaje de los estudiantes.

Desde el año 2016, el programa se dicta bajo la modalidad B-learning, formato que combina sesiones presenciales y no presenciales, permitiendo éstas últimas una mayor flexibilidad en la realización de su formación. Por su parte, las sesiones presenciales tienen como finalidad compartir experiencias con ayudantes de otros cursos, efectuando dinámicas de grupo.

Conversamos con los ayudantes Laureano Alvarado y Julio Segura, alumnos de pregrado y postgrado, respectivamente, quienes nos entregaron su apreciación de esta versión del curso.

¿Qué te parece el formato B-learning?

 Laureano: Me parece muy bueno, ya que no todos los alumnos disponemos de horarios definidos para poder asistir a los módulos. Tuve la intención de realizar el curso hace unos años atrás pero no pude porque se dictaba en forma presencial los días lunes en Casa Central y era incompatible con los horarios de mis clases, que se dictaban en Quillota.

Julio: Bueno, porque me permite administrar mejor mi tiempo y puedo ingresar a la plataforma en mis tiempos libres. Por otro lado, es bueno también el hecho que tenga dos clases presenciales, pues nos hace comprometernos de alguna forma con el desarrollo del curso.

¿Cómo calificas la experiencia de participar en el curso?

Laureano: Muy buena. Aprendí muchas cosas que ya aplicaba en el ámbito de las ayudantías, pero no las aplicaba de la manera más correcta. En ese sentido, el curso me enseñó a estructurarme mejor. Por ejemplo, yo aplicaba retroalimentación en las evaluaciones escritas pero no de la manera que enseñan en el curso, que es mucho mejor y más didáctica.

Julio: Si tengo que ponerle una nota al curso, le pondría un 6, porque creo que se cumple el objetivo pero puede ser complementado con muchas más herramientas.

¿Qué herramientas te entrega el curso de formación de ayudantes?

Laureano: Principalmente considero que te da herramientas para poder crear ideas que van más allá del conocimiento duro, ideas que incentiven otras formas de aprendizaje en los alumnos y formas de evaluación mucho más críticas, que no solo contemplan una nota, sino que contemplan un aprendizaje de por medio.

Julio: Te enseña a administrar correctamente el aula e implementar nuevas metodologías para que el aprendizaje sea llamativo para los alumnos, más dinámico.

¿Por qué decidiste tomar el curso?

 Laureano: Porque había estado a cargo muchas ayudantías a lo largo de mi paso por el pregrado y por el postgrado, pero nunca había hecho el curso y quería completar el ciclo de manera correcta.

Julio: Porque quería poder complementar mi rol como ayudante y generar un aporte a los estudiantes.

¿Lo recomendarías?

Laureano: Sí, creo que todos los alumnos deberían tomarlo porque de verdad sirve. Si lo hubiese tomado en los primeros años del pregrado me hubiese servido mucho más.

Julio: De todas formas. De hecho, junto al profesor de Entomología, curso del que soy ayudante, implementamos la actividad del último módulo del curso de formación de ayudantes. Simulamos un estudio de caso a los alumnos, poniéndolos en situaciones que pueden enfrentar como profesionales de la Agronomía, tomando soluciones verdaderas y fundamentadas. Así que sí, lo recomiendo a todos los estudiantes.