Equipo interdisciplinario de la Escuela de Agronomía se adjudica proyecto FONDEF temático en inocuidad y calidad alimentaria


“Control y disminución de metales en hortalizas cultivadas en la Región de Valparaíso a través del uso de enmiendas” es el nombre de uno de los dos proyectos adjudicados por la Escuela de Agronomía PUCV en el marco del primer concurso IDeA en Dos Etapas temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria, perteneciente al Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) de CONICYT.

La investigación, para la cual FONDEF otorgó un financiamiento de 163 millones de pesos, se encuentra a cargo del académico Dr. Alexander Neaman en conjunto con la Dra. Mónika Valdenegro, quien participa como Directora Alterna.

Investigaciones anteriores desarrolladas en los últimos años por el profesor Neaman han dado cuenta de diferentes concentraciones de metales en hortalizas, las que se explican tanto por factores naturales como antrópicos. “Los metales han sido reportados como compuestos de mayor preocupación sobre la salud de las personas ya que pueden incidir a varias enfermedades”, explica Neaman.

El proyecto adjudicado en la temática de inocuidad se focaliza en el manejo de suelos agrícolas mediante prácticas de remediación y su influencia en aspectos de inocuidad en hortalizas cultivadas en dichos suelos. Para ello, se efectuará un mapeo de la distribución de metales en la Región de Valparaíso, tema que solamente se ha estudiado anteriormente en áreas agrícolas-mineras. Igualmente, se evaluarán diversas técnicas, como la incorporación de subproductos orgánicos y/o inorgánicos, que permitan disminuir la disponibilidad de estos metales en suelos agrícolas.

“Se llevará a cabo una prospección a nivel regional, pero se focalizará en el área de Puchuncaví. Básicamente, se realizará un levantamiento de información acerca de las concentraciones de metales en función de los tipos de suelo. La idea es observar cómo se generan cambios de concentración de estos metales en diversas zonas. Se evaluarán los niveles de bioaccesibilidad de dichos metales en productos hortícolas lo que nos entregará información valiosa respecto del potencial impacto en la producción agrícola en los suelos”, comenta la Dra. Valdenegro.

El proyecto cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud, el Ministerio del Medio Ambiente, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y la Asociación de Agricultores de Quillota y Marga Marga (AAQMM), estos últimos ya que se pretende además proponer tecnologías que de alguna forma puedan ser aprovechadas por los agricultores de la zona. “No sólo buscamos una tecnología eficaz, sino que también analizaremos eficiencia en cuanto a costos y que no traiga efectos secundarios como reducción de productividad agrícola y/o deterioro de la calidad de suelo”, indica Neaman.

Resulta importante destacar que esta investigación reúne dos áreas de trabajo de la Escuela de Agronomía PUCV: el área de gestión ambiental, a la cual pertenece el profesor Neaman, y el área de postcosecha e industrialización, en donde se desempeña la Dra. Valdenegro.

“Este tipo de proyectos son un estímulo al trabajo interdisciplinado entre distintas áreas dentro de la misma Escuela, la colaboración genera mayores frutos y sinergia. Para nosotros la adjudicación de este proyecto es un premio al esfuerzo y a la perseverancia. Tenemos el potencial para poder desarrollar nuevas líneas que van de la mano con las necesidades de nuestra Región”, concluyó Valdenegro.