Profesores PUCV forman parte investigación científica que alerta del daño ambiental que está sufriendo el planeta


Los profesores PUCV, Juan Luis Celis (Escuela de Agronomía) y Gastón Carvallo (Instituto de Biología), participaron como co-signatarios de la 2ª Advertencia de la Comunidad Científica Mundial a la Humanidad, publicación en donde un grupo de más de 15.000 científicos pertenecientes a 184 países, alertan a la población acerca de las tendencias ambientales que amenazan a nuestro planeta.

El escrito es parte de la actualización de una carta enviada hace 25 años atrás por 1.500 científicos independientes, incluyendo la mayoría de los premios Nobel en ciencias de la época, publicada por la asociación estadounidense Union of Concerned Scientist. En esta primera declaración, los investigadores hicieron un llamado a la humanidad para frenar la destrucción ambiental y advirtieron que “sería necesario un gran cambio en nuestra forma de cuidar la Tierra y la vida sobre ella si quería evitarse una enorme misera humana”.

En el año 1992, los profesionales expresaban su preocupación por la presión que estaba ejerciendo la humanidad sobre los ecosistemas y por los daños serios que se estaban ocasionando en el planeta producto de: “la destrucción de la capa de ozono, la disponibilidad de agua dulce, el colapso de la pesca marina, el incremento de zonas muertas en los océanos, la pérdida de masa forestal, la destrucción de la biodiversidad, el cambio climático y el crecimiento continuo de la población humana”.

Desde aquel primer manifiesto, la población ha crecido en 2.000 millones de personas (un incremento de 35%,), la cantidad de agua dulce disponible per capita se ha reducido en un 26% y en números de zonas muertas de los océanos ha aumentado en un 75%, estos son solo algunos ejemplos. “Con excepción de que se ha estabilizado la capa de ozono, la humanidad ha fracasado en hacer suficientes progresos para resolver estos retos ambientales previstos y, de manera muy alarmante, en la mayoría de ellos estamos mucho peor que entonces”, indica el texto.

En el documento, publicado por la revista BioScience, los investigadores exponen que tanto la ciudadanía como los medios de comunicación deben ejercer presión para convencer a los líderes políticos de desarrollar soluciones claras y prácticas para mitigar el problema. Asimismo, presentan 13 medidas que deben tomarse en cuenta para la transición a la sustentabilidad, entre las que destacan la reducción de los índices de fertilidad (promoviendo el acceso a métodos anticonceptivos), fomentar las dietas basadas consumo de vegetales, implementar políticas para remediar la extinción de especies animales, reducir el desperdicio de alimentos, aumentar la educación ambiental en niños, eliminar subsidios para combustibles fósiles, entre otros.

“Pronto será demasiado tarde para cambiar el rumbo de la actual trayectoria que nos lleva al fracaso y nos estamos quedando sin tiempo. Debemos reconocer, en nuestras vidas diarias y en nuestras instituciones de gobierno, que la Tierra con toda su vida es nuestro único hogar”, advierten.