EQUIPO DOCENTE DE AGRONOMÍA PUCV SE ADJUDICA FINANCIAMIENTO FONDEF DE CONICYT


Académicos de la Escuela de Agronomía de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso se adjudicaron dos de los cuatro proyectos ganadores a nivel nacional del “I Concurso IDeA en Dos Etapas Temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria 2017” perteneciente al Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDEF) de CONICYT.

El primero de ellos es el proyecto: “Control y disminución de metales en hortalizas cultivadas en la Región de Valparaíso a través del uso de enmiendas”, liderado por el investigador de Agronomía PUCV, Dr. Alexander Neaman en conjunto con la Dra. Mónika Valdenegro, quien participa como co-investigadora. El segundo corresponde a la iniciativa: Consorcio biológico PUCV-VBL para el control de hongos en postcosecha de uvas para exportación” a cargo de la Dra. Ximena Besoain y por el cual FONDEF otorgó un apoyo financiero total de 199 millones 791 mil pesos.

La idea de esta última propuesta surgió a partir de un hallazgo colateral de un proyecto CORFO de la PUCV en conjunto con la Fondo de Desarrollo Frutícola, titulado: “Estudio de los factores bióticos y abióticos que inducen la pudrición ácida en racimos de uva de mesa cv. Red Globe y tratamientos preventivos”

Por aquel entonces, en el año 2004, la profesora Besoain y su equipo se encontraban evaluando las condiciones que predisponían a la enfermedad a través de ensayos de campo. Sin embargo, al momento de discriminar cuáles eran los agentes causales, descubrieron un conjunto de levaduras y bacterias que en la variedad Red Globe no causaban la enfermedad y que, además protegían del desarrollo de las pudriciones causadas por los patógenos.

“Realizamos unos estudios preliminares y la investigación quedó latente hasta que comenzamos con la tesis de Fabiola Cádiz en el año 2013. Junto a ella empezamos a efectuar nuevas pruebas con el objetivo de demostrar que este producto no solo controlaba los patógenos sino que además tenía la capacidad de sellar heridas y actuar a baja temperatura. Con este nuevo hallazgo ganamos un proyecto CORFO- Innova Línea 4, e iniciamos los ensayos a nivel de campo en el cultivar Red Globe. Cuando nos encontrábamos en la etapa final el proyecto, nos percatamos que se producía un pequeño deterioro en la variedad Thompson, corregimos la formulación y con esa propuesta postulamos a este proyecto FONDEF”, indicó la académica.

El proyecto corresponde a un consorcio biológico de dos microorganismos, una bacteria y una levadura, que se utilizan con el objetivo de proteger a la uva de mesa de pudrición gris, causada por Botrytis cinerea, y pudrición del racimo de verano (summer bunch rot), originada por hongos de los géneros Aspergillus, Rizhopus Penicillium. Para el desarrollo del proyecto, la PUCV se encuentra asociada con la empresa ANASAC Chile, que anteriormente colaboró en el proyecto CORFO del periodo 2014-2015, y que será la empresa encargada la  comercialización de esta nueva tecnología.

“Además de los ensayos de campo y de la formulación del producto, el proyecto considera también las pruebas toxicológicas. Ya iniciamos unas pruebas preliminares. No obstante, debemos volver a realizarlas con el producto final para poder cumplir con el requisito del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG)”, expresó la docente.

El equipo de la profesora Besoain está integrado por el Dr. Eduardo Salgado como Director Alterno, Fabiola Cádiz como coordinadora del proyecto y dos doctores, uno de ellos es Guillermo Bravo, quien va a trabajar en el área de formulación del producto. Actualmente se encuentran en búsqueda de otro doctor, idealmente un bioquímico, que se desempeñará en la identificación de los mecanismos de acción.

Cabe destacar que este año fueron 57 los proyectos presentados al concurso IDeA en Dos Etapas Temático en Inocuidad y Calidad Alimentaria, de los cuales dos de los cuatro ganadores pertenecen a nuestra Unidad Académica en particular.

“Uno de los aspectos importantes a considerar es que tanto la Escuela de Agronomía como la Universidad han invertido en la incorporación de nuevos académicos, lo que ha renovado la investigación. Si bien los dos profesores que hemos ganado el FONDEF llevamos más tiempo en la Escuela, yo creo que habla del buen nivel que tenemos a nivel de investigación e innovación en la Escuela de Agronomía”, concluyó la Dra. Besoain.