ACADÉMICO WILSON BARROS SE INCORPORA AL ÁREA DE SANIDAD VEGETAL


Desde el 1° de junio de 2017, se integró al cuerpo de profesores el académico Wilson Barros, quien es Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Talca y Doctor en Ciencias Agrarias de la misma institución.

A partir del segundo semestre comenzará las clases en nuestra Escuela, dictando un curso optativo que involucra manejo de plagas con feromonas y kairomonas, para finalmente hacerse cargo el 2018 del curso de Entomología Agrícola, dirigido actualmente por el profesor Eugenio López.

Su línea de investigación se enmarca principalmente en biocontrol con semioquímicos, además de modelamiento fenológico y resistencia a insecticidas. “Eugenio trabaja más la línea de control biológico y yo me centro más en semioquímicos, ambos son pilares del manejo de reemplazo a los insecticidas. Éstos constituyen el principal control a nivel mundial, no los podemos evitar, pero la idea es tratar de estimular estos manejos más sustentables”, comentó Wilson.

El profesor Barros egresó de Agronomía el año 2000 y con el paso de los años comenzó a participar en diversos proyectos dentro de la Universidad de Talca, ingresando al programa de doctorado el año 2008 con bastante experiencia tanto en trabajo técnico como en proyectos Fondecyt. Hasta este año se desempeñó en el Centro de Ecología Molecular y Aplicaciones Evolutivas en Agroecosistemas (CEM), institución dedicada a estudiar cómo las invasiones biológicas y las perturbaciones antropogénicas afectan a los procesos eco-evolutivos en los agroecosistemas.

Finalizado su doctorado en 2013, comenzó un Postdoctorado con financiamiento Fondecyt para estudiar el impacto del daño del pulgón verde del duraznero sobre la infestación de la polilla oriental de la fruta en cultivares comerciales de duraznero y nectarín, trabajo que aún se encuentra desarrollando en conjunto con Claudio Ramírez, profesional del CEM.

Anteriormente, había trabajado con investigadores de la PUCV, colaborando desde el año 2010 con profesionales del Laboratorio de Ecología Química, ubicado en el Campus Curauma. “Comencé trabajando en un par de plagas con el grupo de Ciencias Básicas, ahora tenemos un par de proyectos y algunos artículos que tienen que ver con el gusano de tebo y polilla del álamo”, expresó.

Sobre el desafío de iniciar una trayectoria en la PUCV, el Dr. Barros manifestó: “Tengo grandes expectativas de la Escuela de Agronomía PUCV. Es una Escuela con mucha tradición, me encuentro muy en sintonía con los valores que tiene la universidad, de respeto a todas las opiniones y de poder desarrollar un trabajo holístico con los alumnos, poder integrarlos, no ser tan conductista e ir de a poco aprendiendo de esta realidad local”.