Memorias del Proyecto Rapa Nui: Jóvenes Agricultores Emprendedores


“Contribuir a mejorar la sustentabilidad de la oferta local de productos agrícolas tradicionales, inocuos y de calidad para satisfacer una demanda creciente de alimentos generada por un turismo en expansión” es el objetivo que propuso el proyecto Rapa Nui: Jóvenes agricultores emprendedores, iniciativa financiada por el Gobierno Regional de Valparaíso a través del Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC-R) y ejecutado durante 14 meses (2015 – 2017) por la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, con el académico de la Escuela de Agronomía, Alejandro DeKartzow, como director del proyecto.

Uno de los principales problemas que presenta Isla de Pascua es la escasez de agua, situación que se acentúa durante los meses de verano (de noviembre a marzo, principalmente). Asimismo, su localización geográfica, su condición de isla oceánica de tamaño reducido y su origen volcánico la sitúan en un clima subtropical, sin cursos de agua superficiales, lo que condiciona enormemente la producción agrícola. Estas limitaciones afectarían eventualmente a la principal actividad económica del territorio: el turismo, al no poder contar con una adecuada capacidad de producción local de alimentos.

Ante tal desafío, el proyecto planteó el manejo de sistemas productivos naturales y limpios para la producción tecnificada de cultivos tropicales, generando unidades sustentables de producción, procesamiento y venta de productos agrícolas. 

Durante su ejecución fueron beneficiados 16 productores, a quienes se les otorgó asesoría técnica para ampliar conocimientos en temas como el uso de equipos de labranza con tracción animal e incorporación y producción propia de abonos orgánicos (bocashi, compost, bioles y bio-plaguicidas), recuperando de esta forma prácticas ancestrales. Asimismo,  se les entregó estanques cerrados de 15.000. 30.000 y 50.000 litros para la acumulación de aguas lluvias, cañerías para su conducción y se establecieron áreas de captura de agua lluvia en 7 parcelas. 

Por último, se llevó a cabo una misión tecnológica co-patrocinada por PROCHILE, donde 7 productores tuvieron la oportunidad de viajar al Valle del Cauca (Colombia) con el objetivo de visitar centros de investigación, universidades y empresas relacionadas con cultivos tropicales de su interés.

El proyecto, en la medida de lo posible y con la activa participación de los productores, generó respuestas, facilitó instrumentos y entregó nuevos conocimientos pero por sobre todo levantó nuevas interrogantes y ámbitos de trabajo, donde se destaca profundizar y expandir la sostenibilidad de una agricultura Rapa Nui, mejorar el uso de su patrimonio fitogenético y sustituir parte de las frutas y verduras que llegan del continente por producciones locales de calidad.