Ciclo de charlas virtuales organizadas por la escuela cerró con interesante webinar sobre conservación de orquídeas nativas


Las orquídeas se distinguen por la complejidad de sus flores y por ser uno de los ejemplos más interesantes de co-evolución entre plantas y sus polinizadores. Además de la espectacularidad de sus colores y formas, la gran familia Orchidaceae es una de las más diversas de las plantas con flores, con más de 30.000 especies divididas en 5 subfamilias, las que han colonizado una gran cantidad de ambientes con diferentes estrategias de vida.

Sin embargo, se sabe muy poco del estado de conservación de las orquídeas. Solo el 0,5% de la familia Orchidaceae ha sido estudiada a nivel global y en Chile, muchas de estas especies se encuentran en algún grado de amenaza por  factores como la herbivoría, el cambio climático, la extracción y, principalmente, por la pérdida y fragmentación de su hábitat.

Para proteger a las orquídeas de mejor forma, generar instancias informativas que entreguen conocimientos adecuados sobre estas interesantes especies es clave. Este fue el objetivo de la última charla online organizada por la Escuela de Agronomía y que estuvo a cargo del destacado ex alumno Mauricio Cisternas, quien ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional a temas relacionados con la conservación de orquídeas chilenas.

Mauricio Cisternas actualmente es el Jefe de Horticultura del Jardín Botánico Nacional e integrante del Centro de Conservación de Orquídeas Chilenas (Cecorch), dedicado a preservar orquídeas chilenas, con énfasis en aquellas que se encuentran con algún grado de amenaza, un trabajo importantísimo en cuanto a conservación del patrimonio natural se trata.

De esta manera, gracias a su completa exposición fue posible conocer las características generales de las subfamilias de estas intrincadas especies,  haciendo un repaso por la biología de las orquídeas y conociendo las dependencias en sus interacciones biológicas, ya que necesitan de un hongo micorrícico y de polinizadores para germinar y posteriormente tener una fecundación efectiva, pudiendo ser esta su característica más importante en materia de conservación.

En Chile hay 72 especies de orquídeas, de las cuales solo 13 han sido evaluadas y se tiene información sobre su estado de conservación: 6 están en peligro y 4 en peligro crítico. Del resto no se sabe nada.

¿Qué hacer entonces? Las orquídeas son muy difíciles de cultivar, por lo que la invitación es a tomar buenas decisiones y a informarse sobre ellas partiendo por no colectarlas. Si se identifica una población de orquídeas que están en un inminente estado de peligro, se debe diseñar un plan de rescate que involucra una serie de acciones -como la viverización- antes de tratar de reintroducirlas, con una serie de resguardos, por lo que en caso de no contar con los conocimientos necesarios se sugiere tomar contacto con el Centro de Conservación de Orquídeas Chilenas para solicitar su asesoría.

¿Te perdiste esta interesante charle? Revívela cuántas veces quieras en nuestro canal de YouTube.