Alumno de 4° año de la Escuela integra proyecto de innovación social que busca conectar a todos quienes quieran enseñar con quienes quieran aprender


Vivimos en la sociedad de la información, donde las nuevas tecnologías y la comunicación tienen un rol primordial en el desarrollo de las comunidades. Esto ha generando un proceso de “democratización” del conocimiento nunca antes visto, donde todos somos capaces de difundir y consumir distintos tipos de contenido en minutos, desde el lugar donde nos encontremos, gracias a internet.  

Esto fue advertido por Matias Baquedano, estudiante de 4° año de la Escuela de Agronomía y Matías Araya, estudiante de Ingeniería Civil Industrial de nuestra universidad, dos jóvenes innovadores que visualizaron la necesidad existente entre quienes están dispuestos a entregar este conocimiento y quienes necesitan recibirlo, justamente utilizando la digitalización para conseguirlo. 

Así,  pusieron manos a la obra y crearon Buscaclases, conectando el aprendizaje con la enseñanza”, una plataforma virtual que  que busca vincular a todos aquellos estudiantes de educación superior con capacidades y motivación por enseñar con personas que quieran y necesiten aprender, principalmente alumnos de educación media y básica.  El contacto se realizará por medio de una plataforma virtual donde quienes quieran transmitir sus conocimientos sobre materias académicas o recreativas podrán publicar sus ofertas y las personas que busquen aprender podrán encontrarlas. Una innovación con la que esperan convertirse en una gran red de vinculación, partiendo desde lo local. 

Conversamos con el equipo que lidera esta iniciativa de enorme impacto social y esto fue lo que nos contaron.

¿Cómo nace el proyecto Buscaclases?

 Esta idea surgió cuando Matías Baquedano se encontraba trabajando en un ramo de emprendimiento en la Escuela de Agronomía y visualizaron esta temática de quienes quieren enseñar con quien quiere aprender. Yo (Matías Araya) también lo había visto en el día a día en mi carrera, donde compañeros de generaciones menores pedían ayuda en ramos a compañeros de generaciones mayores. Además, una vez me contactaron para hacerle clases a un chico de enseñanza media con quien teníamos sesiones regularmente y la forma en la que llegaron a mi fue a través del boca a boca. Nos dimos cuenta de que estábamos en un mercado que no estaba siendo explotado o bien, no existía una plataforma que facilitara esta vinculación de profesores con estudiantes. Ahí decidimos trabajar en ello y descubrimos que sí había competencia y otras plataformas que hacen cosas similares, pero no abordan puntos que nosotros sí, ya que estamos más enfocados en lo social. En este caso, la idea es vincular a quienes ya son alumnos de educación superior de Quillota con los alumnos de colegios que en el último tiempo se han visto bastante afectados en la formación de sus estudiantes.

¿Cómo funcionará esta plataforma?

Mediante una plataforma web que actuará como una galería de anuncios para las personas que cuentan con las capacidades van a poder  ofrecer sus servicios académicos (ciencias, economia, matematicas, marketing, etc ) y recreativo (música, fotografía, danza, artes marciales etc) y ellos podrán decidir si lo harán de forma gratuita o pagada, sin comisión alguna. Nuestro modelo de negocios se sustenta con el hecho de que se generen muchos anuncios y que, en algún momento, alguien desee pagar para destacar entre toda la cantidad de anunciantes o bien, que se le pague a la plataforma una pequeña comisión cuando seamos nosotros quienes realicemos la gestión  de vinculación entre alguien que ofrezca sus servicios y  los colegios o comunidades educativas que busquen recibirlos. 

¿En qué etapa se encuentra hoy este proyecto?

Actualmente estamos sacando nuestro producto mínimo viable y esperando que el desarrollador web nos entregue nuestra página en un corto tiempo. Ahora nos encontramos validando nuestra idea y el funcionamiento de todo lo que será la página a través de formularios de google por redes sociales, publicando cierto material para que la gente se motive y se inscriba con nosotros y publique su anuncio. Ya llevamos varios profesores publicados en áreas como matemáticas,  marketing digital, lenguaje, física, inglés, danza, música y fotografía.

¿Cómo visualizan el impacto social que puede generar Buscaclases?

Creemos que un factor relevante que queremos destacar es el tema de la vinculación con las comunidades. Casi todas las plataformas que existen actualmente son extranjeras y su foco está puesto en España o Francia y si bien tienen presencia acá, la labor social que ejercen no es tan fuerte como la que nosotros podríamos generar de manera local. Primero partiendo por nuestra comuna, luego a nivel regional y quizás en algún momento a nivel nacional. Vincularnos directamente a través de facultades con los colegios e instituciones que existen en la zona es nuestro foco principal. Queremos generar una red de apoyo, en donde se sepa que pueden contar con jóvenes que están motivados a ayudar más que por el fin económico. La verdad es que la retribución es más para la sostenibilidad de la persona que presta el servicio y para que la plataforma funcione, pero al final la motivación existe y hay que aprovecharla.

¿Cuál es el público al que podría llegar Buscaclases?

Decidimos segmentarlo en alumnos desde 5to básico hasta educación superior para recibir clases. Quienes pueden hacer clases son de educación superior hasta los 30 años aproximadamente si son personas motivadas en entregar los conocimientos que tiene, pero idealmente está abierto a todos quienes quieran enseñar y todos quienes quieran aprender. 

¿En qué instancias han podido forjar su espíritu emprendor?

Actualmente nos encontramos trabajando con Gen-e, la Incubadora Social de la PUCV, recibiendo evaluación y feedback en cuanto a toda la formación que hemos recibido hasta el momento y ver si es que efectivamente vamos bien encaminados. Hemos trabajado temas de diseños y otros de forma autodidacta. 

Además, el año pasado participamos de un torneo de  innovación social que se hizo en Quillota, llamado “El desafío” organizado por una empresa y apoyado por el gobierno regional. En este torneo, que fue un largo proceso, nos capacitaron en temas de innovación y luego de todas las asesorías venía una semifinal, que pasamos y llegamos a la ronda de los últimos 10, donde quedamos en 5° lugar y los primeros 4 ganaban financiamiento. Pero las herramientas que nos entregaron en ese torneo nos han servido hasta ahora y como experiencia fue súper enriquecedora, a pesar de no haber ganado. Luego estuvimos trabajando por nuestra parte para poder sacar nuestro sitio web. 

¿Qué esperan para más adelante en este proyecto?

Queremos inicialmente generar un nexo entre estudiante y profesor, pero creemos que podemos ir más allá. Podemos partir aca en la zona pero queremos llegar a todo Chile y ojalá a todo Latinoamérica. Queremos que esto se vuelva una red colaborativa de estudios donde uno pueda intercambiar conocimientos a cambio de una remuneración que sea una recompensa por su tiempo y conocimiento. Queremos que haya comunidad, que la gente se contacte a través de la plataforma y que la use. 

También muchas veces existe la incertidumbre por parte de los escolares de qué carrera estudiar. por lo queremos aprovechar de que contamos con alumnos de distintas carreras para aprovechar de  contar de qué tratan las nuestras, qué nos motivó a estudiar cierta carrera para que se haga más fuerte esta vinculación de educación superior con educación media. Creemos que la vinculación es super bonito y que se genere un sentido de comunidad para potenciar la unión que tanto se ha hablado Nosotros queremos ser un punto de partida para comenzar a generarla.