Tres proyectos donde participan alumnos y ex alumnos de Agronomía entre los ganadores del concurso innovación y emprendimiento ‘DIE 2020’


Potenciar una cultura de innovación y emprendimiento en la comunidad PUCV que se vincule con las necesidades del territorio regional y nacional, contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas y al bien común de la sociedad es el propósito de la Dirección de Innovación y Emprendimiento PUCV, quienes continuamente lanzan convocatorias para apoyar con recursos y herramientas críticas en materia de I+E a la comunidad universitaria, reafirmando el rol de vocación pública de nuestra casa de estudios. 

En este contexto es que, tras la realización del concurso “DIE 2020” que buscaba fomentar la identificación de problemáticas y oportunidades presentes a nivel regional y/o nacional y la generación de potenciales soluciones con impacto efectivo en la sociedad es que tres proyectos que cuentan con participación de alumnos y ex alumnos de la Escuela de Agronomía lograron adjudicar financiamiento en la categoría “Desarrolla” de la iniciativa, que apoya a estudiantes en el desarrollo técnico de prototipos que cuenten con una validación conceptual previa.

 Los ganadores corresponden a la plataformaBuscaclases, conectando el aprendizaje con la enseñanza”, innovación de impacto social que busca promover la democratización del conocimiento en una sociedad cada vez más digitalizada. El equipo está formado por Matías Baquedano, estudiante de 4° año de la Escuela de Agronomía y Matías Araya, estudiante de Ingeniería Civil Industrial. Esta iniciativa busca vincular a todos aquellos estudiantes de educación superior con capacidades y motivación por enseñar con personas que quieran y necesiten aprender, principalmente alumnos de educación media y básica.  El contacto se realizará por medio de una plataforma virtual donde quienes quieran transmitir sus conocimientos sobre materias académicas o recreativas podrán publicar sus ofertas y las personas que busquen aprender podrán encontrarlas. Dependerá de cada anunciante si cobrará o no por sus servicios. (Lee más sobre Buscaclases aquí).

Otro trabajo seleccionado lleva por nombre “Cultivo in vitro de boldo como alternativa para la propagación sustentable” iniciativa de diversificación agrícola liderada por el ex alumno de la Escuela de Agronomía y Magíster, Pablo Morales Tapia, quien busca generar estrategias de propagación vegetal de esta especie endémica chilena de bajo requerimiento hídrico, demostrando que existen recursos de la flora nativa que son utilizables productivamente. La idea es utilizar la micropropagación como una herramienta para extraer las semillas y aumentar la presión sobre las poblaciones naturales de boldo, lo que va a permitir tener una producción prácticamente ilimitada de plantas que podrían aumentar su potencial de exportación, lo que actualmente sucede a muy baja escala debido a la poca cantidad de disponible de este recurso.   (Lee más sobre la iniciativa de cultivo in vitro de boldo aquí).

Finalmente, el tercer proyecto ganador viene de la mano con  la tendencia denominada “Agricultura 4.0” y se titula “Servicio de monitoreo de la radiación interceptada mediante una barra móvil de sensores PAR”, equipo conformado por Rafael Del Río, alumni de la Escuela de Agronomía y de postgrado junto al profesor Francisco Rojo y al Ingeniero Civil Electrónico, Fernando Pérez. Este proyecto de innovación consiste en desarrollar un servicio basado en una barra modular de sensores sensibles en el rango de radiación fotosintéticamente activa (PAR), es decir, el rango de longitud de onda que es responsable de generar biomasa y promover la evapotranspiración de los cultivos. Esta barra permitirá escanear el PAR interceptado en un huerto para asistir al agricultor en la toma de decisiones, lo que impactará finalmente en su productividad. (Lee más sobre el servicio de monitoreo de radiación aquí)

Los tres proyectos ganadores son  iniciativas que contribuyan a cumplir los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por la ONU, además de resolver desafíos post-pandemia y sus integrantes podrán acceder a un programa de formación compuesto por diferentes sesiones virtuales, sincrónicas y asincrónicas, en las que se abordarán temáticas mencionadas en el punto anterior. Esto, por medio de un trabajo articulado y colaborativo con los distintos programas de apoyo al emprendimiento.