Escuela de Agronomía dona más de 200 kilos de uva a organizaciones benéficas de Quillota


Con el objetivo de contribuir de forma activa al contexto social actual generado por la pandemia de Covid-19 en la comuna de Quillota, la Escuela de Agronomía hizo entrega de una importante cantidad de uva (vitis vinífera) producidas en el viñedo plantado en la Estación Experimental La Palma y que maneja la especialidad en Enología y Vinificación. Esta donación se hizo a dos reconocidas instituciones sin fines de lucro de la ciudad: el refugio de niñas Manuel de Tezanos y la Fundación Municipal Banamor.

Las uvas donadas, de variedad Garnacha, fueron plantadas con fines docentes y su propósito era que los estudiantes de la especialidad de enología de la carrera pudieran conocer de mejor forma el desarrollo del cultivo en sus diferentes estados fenológicos, contando con materia prima para producir vino, proceso que lamentablemente se vio interrumpido por la actual pandemia, pero que significó la oportunidad de aprovechar esta producción con fines benéficos.

El Director de la Escuela, Dr. Ricardo Cautín, agradeció la disposición de los profesores Alejandro Cáceres e Ítalo Cúneo, quienes lideran la disciplina de enología “Por el gesto de aportar con fruta y con sus deseos de colaboración, para que personas que tienen tanta necesidad hoy puedan disfrutar de este producto. Nuestra Escuela que por casi 60 años funciona en la Comuna de Quillota, tiene entre sus planes el vincularse con mayor interés con ella y responder desde los diferentes ámbitos y actividades que considera la academia a fortalecer su presencia“.  

De esta manera, la fruta será consumida por las 29 niñas que alberga actualmente el Refugio Manuel de Tezanos y por cerca de 700 personas que reciben a diario apoyo en materia de alimentación por parte de la I. Municipalidad de Quillota en los comedores solidarios del sector de Antumapu, Cerro Mayaca y Aconcagua Norte, además de la Hospedería Municipal para personas en situación de calle, el Centro de Encuentro del Adulto Mayor (CEAM) y la Casa de Acogida.

Paola Pizarro, Directora de la Fundación Municipal Banamor, se mostró muy agradecida por la iniciativa, indicando que “Esta donación es muy importante porque viene a sumarse a toda la cadena de solidaridad que se está dando en la comuna para ir en ayuda de la gente que hoy está pasando malos momentos debido a su situación económica y que han perdido sus fuentes laborales debido a la pandemia, lo que ha significado que aumente la demanda de ayuda social en temas de alimentación. Así es que la uva va a llegar a buen destino y va a ser muy bien recibida por cientos de familias”.