Académico de Agronomía Juan Luis Celis participa en proyecto “Casas Anideras”


El académico de la Escuela de Agronomía Juan Luis Celis, es investigador del Instituto de Ecología y Biodiversidad (IEB), corporación sin fines de lucro cuyo principal objetivo es realizar investigación científica de frontera en ciencias de la biodiversidad y contribuir al desarrollo sustentable del país.

Uno de los programas en que participa el IEB es el proyecto Casas Anideras, que en conjunto con la Municipalidad de Providencia desarrollan una iniciativa piloto de ecología urbana y ciencia ciudadana, en la que realizan diversas actividades que buscan favorecer la conservación de aves que nidifican en cavidades en ambientes urbanos.

Según explica Juan Luis Celis: “intervenimos un parque urbano, que es el Parque Inés de Suárez, pusimos casas para aves -como lo he hecho acá en la Universidad- y hacemos el monitoreo. Esa es la parte de investigación. También, a la par, realizamos talleres de avistamiento de aves y les explicamos el programa a la gente, la involucramos en el monitoreo y tenemos actividades con niños de colegios”. 

La semana del 7 de octubre el profesor Celis dictó dos charlas en el marco de este proyecto: una en el Colegio Santísima Trinidad y otra en el Centro de Extensión de la Municipalidad de Providencia. 

“En el colegio hicimos una charla para el taller de ciencias, que eran alumnas de primero a cuarto medio, y les hablamos sobre la conservación de aves dentro de la ciudad y cómo hacer las ciudades más amigables para las aves. Les mostramos el ejemplo de usar casas anideras para conservar las aves como el Chercán, en este caso. El taller termina con la construcción de una casa anidera, donde los alumnos se separan en grupo, les llevamos el material, pero ellos martillan, clavan, pintan y después intervenimos el patio del colegio para que las sigan monitoreando”, explica Celis. 

Por su parte, “en el Centro de Extensión de la Municipalidad eran niños muy chiquitos, de segundo a quinto básico, donde obviamente les hicimos el mismo contenido, pero de otra manera. Lo pasamos muy bien, porque los niños todo el rato preguntan, a diferencia de los más grandes que preguntan poco, en cambio los niños están todo el rato preguntando o dando ejemplos cercanos. Aquí también terminamos haciendo una casa anidera y lo pusimos en el patio”, agrega. 

El proyecto, que lleva tres años de desarrollo, es financiada por la Municipalidad de Providencia y el Instituto Milenio.

Fotografías: Facebook Casas Anideras