Seminario: Eficiencia y Economías de Aguas de Riego en tiempos de Sequía


Debido a que la falta de lluvias tiene sometida a la Republica a una sequía gravísima y que la Agricultura es el mayor usuario de agua dulce, es necesario dar una respuesta a la decreciente provisión hídrica. ¿Cómo? El Profesor Luis Gurovich hizo incapié en las técnicas y el uso de tecnologías para aumentar la eficiencia del riego.

REGAR BIEN es hacerlo oportunamente, reponiendo exactamente la cantidad de agua consumida por el cultivo desde la última vez que se regó, con la máxima eficiencia y uniformidad posibles, es decir, con tecnología.

Considerando que la responsabilidad del Gobierno es asegurar la disponibilidad de agua a la población (concentrada en las ciudades), los responsables de garantizar el abastecimiento de agua necesario para los cultivos son los Ingenieros Agrónomos, quienes generando y aplicando tecnología, toman las desiciones pertinentes durante el proceso productivo respondiendo a tres preguntas:

¿Cómo regar? ¿Cuándo regar? ¿Cuánto regar?

El 60% del riego en Chile es por tendido, método que considera una pérdida importante del agua aplicada por percolación profunda, escurrimiento superficial y evaporación directa. Otras alternativas corresponden al riego por surcos, cinta, aspersor, aspersor por pivote, micro jet, etc. Los profesionales deben utilizar los métodos más eficientes para aplicar el agua,  de manera de minimizar las pérdidas.

Manejos como el almacenamiento superficial y sub-superficial, distribución por redes hidráulicas,  control del uso efectivo (extracciones para riego) y la reutilización de escurrimientos, percolaciones y agua de baja calidad son importantísimos a la hora de analizar la gestión del recurso hídrico. Esto se debe a que se intenta ahorrar el recurso hídrico permitiendo a su vez, que la planta transpire lo máximo que le demanda el clima.

SEQUÍA: La sequía es una condición meteorológica que se presenta cuando las precipitaciones no alcanzan para suplir los requerimientos hídricos de los cultivos agrícolas.

De la definición anterior, surge una pregunta: ¿Realmente tenemos sequía? La solución es aumentar la eficiencia del riego para que no falte el agua, usando sensores tanto en suelo y en la planta como climáticos, para controlar el sistema suelo-agua-planta.

Por lo tanto, ¡la TECNOLOGÍA  es la solución!

MICROELECTRÓNICA: Sensores de suelo, atmósfera y planta

TELEMETRÍA: Digitalización y transmisión de la información

PROCESAMIENTO DE DATOS DIGITALES: Computación

MACRO Y MICRO HIDRÁULICA: Emisores y válvulas y filtros

El profesor Gurovich hizo una analítica descripción de cada uno de los manejos a implementar para que por fin logremos “REGAR BIEN”.

Para una información detallada sobre técnicas e instrumentos para el uso eficiente del riego, ver presentación adjunta.